12° día: Kawasaki Warehouse

publicado en: Blog, Japón | 0

 

Comenzamos la aventura al mediodía, dirigiéndonos a Kawasaki. El objetivo de este día era ir a Kawasaki Warehouse, un lugar lleno de fichines (recreativas) bastante modernas, y con una ambientación especial: Kowloon Walled City. Ésta, era una mini ciudad de Hong Kong que tenía una altísima densidad de población. Además, el lugar casi no gozaba de leyes, y se construían edificios sin prácticamente cuidados o normas de seguridad, muchas veces unos arriba de otros. Por esta razón, la ciudad era refugio de muchos criminales, aunque principalmente, vivían allí personas muy humildes que no tenían a dónde más ir.

Como comentaba, el lugar a donde nos dirigíamos estaba ambientado en esa ciudad.

Apenas llegamos a la estación de Kawasaki, buscamos un lugar para comer. Nada parecía demasiado interesante, así que nuevamente terminamos en el McDonald’s (la vieja confiable).

 

 

 

 

En el camino, nos encontramos con una Book Off (una tienda donde venden montones de cosas usadas a precios bastante bajos), así que aprovechamos para ir y comprar algunas cosas (principalmente juegos). Además, pasamos por un Daiso (una tienda todo por 100 yenes, unos 18 pesos argentinos a agosto de 2017), donde tienen muchísimas cosas muy baratas (realmente está todo a 100 yenes, no es un slogan), y de excelente calidad.

Al salir ya era de noche, y no porque hayamos estado tanto tiempo, sino porque en invierno oscurece muy temprano (pasadas las 17).

 

 

Parking de bicicletas

 

Combinis, una de las tiendas más útiles del planeta

 

Fachada del edificio de Kawasaki Warehouse (donde íbamos)

 

Entrada: daba un poco de miedo meterse…

 

 

Adentro estaba muy bien recreada la sensación de ciudad china abandonada y superpoblada. Lo gracioso es que el lugar estaba súper limpio y las paredes bien pintadas; y todo lo “roto” o “sucio” era decoración (abajo de eso había paredes normales y en perfecto estado). Además, todas las puertas “destruidas”, en realidad eran automáticas.

 

 

 

 

Mirando por la ventana de la foto anterior

 

 

 

Videíto del baño:

 

 

Adentro no se podían sacar fotos ni grabar videos a partir de cierto punto, por lo que el que quiera conocerlo del todo, tiene que ir personalmente 🙂

 

Cuando salimos, fuimos caminando hasta la estación.

 

 

 

Trenes de larga distancia

 

Al llegar a Shibuya, comimos en el Sukiya (comida rápida japonesa).

 

Todavía no pudimos averiguar qué es lo que lo sorprendió tanto a Isma

 

 

 

 

Comida de Mati: sopa de miso, verduras y plato principal de arroz con curry y queso (チーズカレーライス)

 

Plato de Isma: sopa de miso, huevo y arroz con carne (牛丼)

 

Después, fuimos al Donki de Shibuya y a la combini Family Mart, y finalmente volvimos a casa a descansar.

 

Dejar una opinión