34° día: Ueno

publicado en: Blog, Japón | 1

 

Cerca del mediodía, fuimos hasta Ueno, a recorrer un poco el parque y las zonas cercanas a la estación.

 

 

Cuando salimos de la estación, caminamos un poco, y nos encontramos con esta famosa calle: Ameyoko (アメ横).

En realidad, lo que buscábamos era un Daiso, para comprar algunos regalos para familia y amigos, pero como al final no lo encontramos, y terminamos caminando por Ameyoko y yendo a un supermercado.

 

 

 

Nos costó mucho decidirnos dónde comer. Por suerte, unos turcos nos dijeron que entremos a su negocio (eran muy buenos convenciendo a la gente), así que decidimos probar. El hombre que preparaba los kebab hablaba un poco de español, y conocía algo de Argentina, así que charlamos un poco mientras nos hacía la comida. Nos preguntó cuánto picante, y le dijimos que sólo un poco, pero la realidad al final fue un poco distinta: eran bastante picantes (cómo serán si uno los pide picantes…), pero realmente eran muy ricos. Mati pidió uno que tenía puré de papa, así que fue un poco más fácil de resistir el picante; pero el de Isma no tenía puré así que casi muere.

 

 

 

 

Después fuimos caminando hasta el parque de Ueno, donde encontramos templos, lindos paisajes, y unas flores, que pensamos que eran de cerezo (sakura), pero en realidad eran de ciruelo (ume). Estas últimas, son las primeras en salir, y es común que muchos turistas las confundan con sakura, porque realmente son muy parecidas, aunque empiezan a florecer bastante más cerca del invierno.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Camino de torii

 

 

 

Flores de ciruelo

 

 

 

 

 

 

Entrada del Museo Nacional de Ciencia de Japón

 

Después del paseo, volvimos a casa a descansar y preparar algunas cosas.

Más cerca de la noche, salimos a pasear cerca del departamento, por Akihabara, y a despedirnos del Donki y otras tiendas.

 

 

 

 

 

Crepé que se comió Mati

 

Una de las últimas fotos que sacamos de Akihabara

 

Pasillos misteriosos

 

Y así, nos despedimos de Akihabara.

 

 

Emprendimos nuestra última caminata de regreso.

 

 

 

 

 

Y la última selfie

 

Para terminar, el último video del viaje. Además de lo de este día, tiene unas pocas escenas del viaje en avión, de vuelta a Buenos Aires.

 

  1. Magali

    que genial! las flores de ciruelo son muy parecidas a las del duraznero…

Dejar una opinión