Segundo día: Akihabara

publicado en: Blog, Japón | 4

 

El sábado 17 arrancamos temprano con el objetivo de ir hacia Akihabara, el barrio de la tecnología y el anime.

Antes de tomar el tren, aprovechamos que no había mucha gente y nos sacamos unas fotos con Hachiko.

 

 

 

 

Tomamos el tren de la línea Yamanote, con la cual es imposible “pasarse” porque da vueltas en círculos.

Apenas llegamos a Akihabara, antes de salir de la estación de tren, ya encontramos a varias personas poniendo muchísimas maquinas de gashapones. No pudimos resistirnos a sacar el primer gashapon de la Estatua de la Libertad haciendo poses.

 

Usando por primera vez una máquina de gashapones

Un vídeo publicado por @matthuha el

 

Y finalmente salimos.

 

 

 

Primero entramos a SEGA, donde había algunas máquinas de gashapones, y muchas más de juegos que no parecían la gran cosa. De cualquier manera eran muy modernas. En Argentina seguimos teniendo las de Mortal Kombat 2.

 

 

 

Realmente pensamos que Akihabara iba a ser algo pequeño, pero nos encontramos con muchísimos negocios y varias calles llenas de diversión. Es imposible recorrer todo en un día. No sacamos demasiadas fotos porque estábamos muy entretenidos mirando todo lo que había y haciendo compras, pero realmente hay muchas cosas dignas de ser fotografiadas.

 

 

PPAP tiene sus propias galletas

 

 

Poco antes del mediodía ya teníamos mucho hambre, así que fuimos a una tienda en la que afuera tienen toda la comida falsa (de plástico pero que parece real), y uno tiene que elegir el número que le gusta, ponerlo en una máquina junto con el dinero, y finalmente dárselo a una persona adentro de la tienda que entrega la comida sin decir mucho. Es bueno para extranjeros o antisociales ya que es todo muy gráfico. Había hambre, así que nos olvidamos de sacar fotos de eso, pero sacamos adentro del restaurante.

 

 

 

 

Amo la comida Japonesa

Un vídeo publicado por @matthuha el

 

En un momento no encontrábamos una tienda de libros, y cuando Mati la estaba buscando en su celular, una japonesa se nos acercó para ayudarnos. Lo raro es que esa japonesa estaba trabajando con un cartel gigante más grande que ella, y un peluche en la mano. Prácticamente no podía moverse, sin embargo cuando le dijimos el lugar fue corriendo a consultar y volvió con un mapa en la mano mientras se le caía su peluche. Nos pidió perdón por hacernos esperar (encima que nos estaba ayudando), nos explicó con el mapa y nos lo regaló. Le agradecimos y nos dirigimos a la tienda.

No sacamos fotos ahí, pero Isma se compró muchas cosas. Recorrimos un poco más y compramos unos celulares nuevos por unos precios increíbles. Después merendamos en Starbucks.

 

 

 

 

Más tarde nos metimos en un Animate, y algunas tiendas más.

 

 

 

 

 

Habíamos salido muy temprano y ya estaba oscureciendo, además estábamos un poco cargados de cosas, así que decidimos volver. En la estación compramos muchos más gashapones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4 Respuestas

  1. que bueno poder compartir su viaje así!!!! bst los quiero!!!

  2. Cuando vayan a Asakusa vayan a comer a Asakusa Okonomiyaki Sometaro esta rico y es una buena experiencia, además pidan sake esta muy sabroso

  3. Hachiko!!!! me lloró todo de tan solo verlo en estatua. Y aguanten los gashapones y el que nos trajeron de buzz yogurtlight 😛

Dejar una opinión